Blogia
unlugardondearder

Historias de Londres, historias de Nueva York, historias de Madrid

Historias de Londres, historias de Nueva York, historias de Madrid Llevo casi una semana en cama, con una pandilla de bacterias anidando entre mis amígdalas (decían que sirven para evitar infecciones en la garganta... pero si las tienes en las amígdalas... supongo que dios se dio un respiro cuando hizo las amígdalas, o se las dejó al becario o algo así) y no: no he aprovechado el tiempo para nada. Ni he leído una sola página de un libro, ni una viñeta de un comic, ni he escuchado un solo acorde, ni he escrito nada. Sólo he estado acostado, sudando, jodido, sin poder tragar ni saliva y lleno de dolores, temblores y pastillazos. Lo bueno para este post es que, justo antes de estar tan jodido, acabé dos libros de uno de mis ídolos periodísticos de nuestro país. Enric González, corresponsal de El País en Roma, antes en Nueva York y antes en Londres, ha escrito dos pequeñas joyas, de esas que son tan complicadas de encontrar.  Dos libros de viaje sobre sus ciudades de referencia tanto a nivel profesional como a nivel personal, que es lo que realmente importa. Londres aparece en el libro de González como una ciudad alejada de clichés, sin ataduras formales ni concesiones al vaivén político: una ciudad libre, en la que puedes encontrar un monumento a los perdedores a tan sólo una milla de los clubes de caballeros más exclusivos del planeta, donde preguntas si te sirven un oporto de 1847 y te preguntan si realmente lo quieres portugués o lo prefieres de más al sur... Curiosidades, historias y deliciosas pastas de té mojadas en el Serpertine de Hyde Park. 
El libro que dedica a Nueva York, por su parte, está más dedicado a la memoria de sus días allí. Comenta que es una ciudad para la que tienes que estar preparado, porque de tan conocida que parece, confiere una sensación tan enorme de soledad que podría destrozar al hombre más acompañado del mundo. Hace que tus recuerdos te pesen en los hombros como cagadas de paloma. 
Cuando El País decida relegarle de su corresponsalía en Londres completará el triunvirato de las ciudades que más he visitado en mi vida. Dos veces cada una, excepto Londres, tres. Vaya, cuatro, cuando vuelva en Semana Santa con Laura y unos amigos. Roma será una parada obligada en breve, estoy seguro, cuando los tipos de interés y el euribor nos den un respiro. De Nueva York ya me despedí en su día. Y no me arrepiento. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Frank Einstein -

A reponerse con calditos, buena música, buenos libros y buenos comics.
Y con cuidaditos de la señora, cómo no...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres