Blogia
unlugardondearder

Embustes, la teoría de la conspiración o cómo hilar tan fino que acabas por desaparecer

Embustes, la teoría de la conspiración o cómo hilar tan fino que acabas por desaparecer Desde el 11 de marzo más fatídico de la historia ha pasado ya el tiempo suficiente como para pararse a pensar y ser capaz de llegar a conclusiones, o cuando menos a estados medianamente templados sobre el asunto, aunque soy de los que opina que jamás en la vida podremos enterarnos de lo que sucedió en la preparación, ejecución y posterior investigación del atentado del 11 de marzo en Madrid. El otro día Cuatro incluyó en su parrilla un reportaje ideado por Iñaki Gabilondo que trataba de esclarecer, a estas alturas del Juicio, qué ha sucedido. El reportaje, tamizado como espectador crítico que hay que ser cuando uno se pone enfrente de TeleMadrid o de Cuatro, me pareció muy bueno. No soporto a Acebes, Aznar ni Zaplana. Me parecen tres charlatanes con el ego demasiado subido y con ese espíritu neoliberal que les permite creer que tienen razón siempre que hablan. Y así sucedió, que acabaron por creerse una posibilidad y trataron de convencer al resto de los españoles de que era una certeza. No soy capaz de decir que ningún autor de la masacre de Atocha no tuviera ningún contacto con ETA en ningún momento. Pero de eso se trata: nadie es capaz de acreditar lo contrario. El PP recibió lo que merecía: una derrota electoral. España y los españoles, lo que nadie: un atentado y una mentira.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres