Blogia
unlugardondearder

Varios

Varios

Parece que Blogia ha cedido a mis amenazas de fuga y me hadejado publicar el post anterior. Creo que el problema está en el tiempo en el que tardas en escribir el texto. Si supera algo prudencial, se cuelga y no te deja publicarlo, así que creo que desde hoy los pasaré desde word.

El caso es que hace tiempo que no me paso por aquí, bien por problemas técnicos, bien porque no he tenido ganas, bien porque no he tenido tiempo. Mis últimos meses están siendo bastante movidos y apenas he guardado energías para mis cosas, aunque en el fondo todo aquello que ocupa mi tiempo no deja de ser algo mío... Por partes. Ya tengo casa, ya la estoy pintando (mis riñones pueden atestiguarlo), tengo un pequeño trabajo y un gran proyecto y la dictadura del neoliberalismo económico (vamos, mi despido) no me ha tumbado del todo. Me dejó un poco KO al principio, pero te sacudes la saliva del hombro después del puñetazo, compruebas que la herida puede ser cosida por un buen cirujano del ring y te levantas del rincón sabiendo que volverás a chupar el polvo del suelo en breve.

También he sucumbido en un proceso de selección para un curro increíble en Yahoo!, pero me he abierto otras puertas. Estoy colaborando en la Revista Futbolista, en Punto Radio... en mil sitios. Así que tocado, pero el casco me salvó de la muerte cerebral. Mi familia y Laura tuvieron gran parte de culpa en este asunto del casco.

Lo bueno de todo esto es que el trabajo que he encontrado por las tardes me deja mucho tiempo para leer, escribir y escuchar música. En un mes he leído Retorno 201, un libro de cuentos de Guillermo Arriaga, 31 canciones de Nick Hornby y 400 páginas de Johnattan Strange y el Señor Norris. He escrito tres cuentos (he manuscrito, para tener algo más de rigor) que pasaré a limpio esta semana, y he escuchado con mucho detenimiento '9', de Damian Rice, 'Everithing all the time', de Band of horses, 'The skeleton blues', de Simon Joyner & The Fallen Men (que contiene The Only Living Boy In Omaha, que es una canción impresionante) y The greatest, de Cat Power. Mis amigos me han regalado el disco de Jarvis Cocker, que ya había escuchado con gozo, y Jens me ha pasado un disco de Logh por nombre North, del que haré algo esta semana cuando lo haya escuchado bien. En la primera toma de contacto me ha resultado cercano a Sigur Ros, pero con más guitarras.

En fin, os he puesto al día un poquito. Espero que Blogia me deje seguir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres