Blogia
unlugardondearder

Odio rectificar...

Odio rectificar... Pero tiene razón Laura. A veces parezco pesimista, lleno de contradicciones y sin parapetos que me defiendan de una vida ruinosa y abocada la más absoluta de las desdichas. Y no es así. Soy más feliz que nunca. Tengo  miles de motivos para sonreir: cuando llego a mi casa y veo a Laura, cuando me despierto a su lado, cuando como con mi madre y mi abuela lentejas, cuando veo a mi hermano sonreir porque le van bien las cosas, cuando compruebo que entiendo y conecto con mi padre, cuando quedo con alguien a tomar una caña y acabo borracho, cuando me llega un disco que me gusta a la oficina, cuando pienso en mi próximo viaje...A veces soy feliz incluso por cosas que ya no tengo, aunque suene un poco gilipollas. Amigos que se han quedado en el tintero esperando una página en blanco, grupos que no salieron adelante, músicas que se quedaron dentro de su caja con la bailarina de puntillas encima sin saber a dónde mirar. Incluso amigos que no lo eran y que se cruzaron en tu vida en un momento dado. Son recuerdos, pedazos de cerebro llenos de pasado, goteando una realidad que fue ilusoria en su día y que me alegra haber dejado atrás. Pero es como haber leído un libro malo, o haber ido al cine a ver algo que no te gustó. ¿Te vas a arrepentir? ¿Sirve para algo? Vete al cine la próxima vez y elige mejor...  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

lauri -

¡¡¡¡ Ese es el espíritu!!!! Aunque todavía te falta luz... y te has olvidado de TIki y Taka
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres